Retrato de un abuelo

Retrato pintado en azulejos a mano, es el abuelo acompañado de su afición preferida, los pollos. Está pintado con la técnica de S. XVIII, por lo que es un cuadro para toda la vida. Resite a limpieza y al exterior.