Antes y después de la cerámica artesana

La cerámica pintada con la técnica del S.XVIII tiene varias dificultades técnicas. -No se puede corregir, es decir las pinceladas que se dan quedan para siempre ya que el esmalte no está cocido (brillante) y por tanto es poroso y absorve los pigmentos. -No ves como va a ser el resultado hasta que no sale del horno. Todos los colores cambian, pero en especial el azul cobalto, que antes de cocer es un lila clarito. -Es nuy delicado y cualquier roce podría estropear el trabajo.
  • La cerámica cambia muchísimo antes de cocerla y después. Hay que tener en cuenta que la temperatura final va a ser 1000°C. Esto hace que los óxidos (colores) y el esmalte se cristalicen, quedando su aspecto final brillante, suave y duradero.
    Pongo algunas imágenes de antes y después para que veais a lo que me refiero.

Suscribirse a Antes y después de la cerámica artesana